En funciones

Llevo varios meses sin escribir una línea esperando acontecimientos. Mi último post fue sobre el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, eso que pudo ser y que no fue. Casi tres meses después, podría decir que nos encontramos en la misma situación. Bueno, la misma no. Me atrevería a decir que es mucho peor. Un panorama desalentador, teñido de hastío, desafección y desgaste, mucho desgaste por parte de todos.

Un PP que gana las elecciones, pero sin mayoría para gobernar; un PSOE, que obtiene los peores resultados de la historia, pero que, dadas las circunstancias, es el propuesto para conformar Gobierno; y dos ‘nuevos’ partidos que consiguen acabar con el bipartidismo y que serán quienes decidan el nuevo presidente del Gobierno. En cualquier caso, han pasado más de cien días desde las elecciones y este país sigue en funciones y sin visos de que las cosas vayan a cambiar.

hastioY no será por reuniones, conversaciones, negociaciones y encuentros, que más que encuentros están siendo desencuentros. La política ha quedado reducida a ruedas de prensa, tertulias televisivas, declaraciones de pasillo, tuiteos de los líderes… pero nada fructífero. Nunca he visto menos eficacia y eficiencia que la que está demostrando la clase política en estos meses. Unos que no quieren moverse del sitio y otros que pactarían con el mismísimo demonio con tal de hacerse con una silla. Personalmente, poca garantía me ofrecen unos y otros, incapaces de llegar a pactos con un único objetivo, que no es otro que el bien de este país.

Puedo entender que es difícil llegar a acuerdos; que los planteamientos de cada partido son distintos; que esas líneas que unos y otros marcan son de colores variados; que su filosofía de concebir la Política es diferente. Puedo entender muchas cosas, pero me parece inconcebible que un país como este pueda llevar meses ‘en funciones’. Estoy cansada de tanta estrategia y de tanto personalismo y solo espero que el resto de los ciudadanos no lo estén, porque auguro mal futuro.

¿Ocurrirá como en Cataluña, que se llegue a un acuerdo a escasas horas de que expire el plazo para ello? Si es así, ¿por qué al límite? ¿por qué, si se podía haber hecho antes? En cualquier caso, alguien debería mostrar un poco de sensatez porque este país no puede estar más meses en funciones.

Esta entrada fue publicada en Comunicación política, Elecciones, Políticos, Reflexiones políticas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En funciones

  1. Curro Villarejo dijo:

    En funciones, que no en funcionamiento. Y no quiero ni pensar en nuevas elecciones, que ese escenario si que nos podría llevaría a una disfunción permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s