El niño se ha hecho mayor

20322-944-629Su Alteza Real ya es Su Majestad el Rey. Desde el día 17 de junio, día en que el rey Don Juan Carlos I anunciaba su decisión de abdicar el trono en su hijo, todas las expectativas estaban puestas en ese primer discurso que Don Felipe pronunciaría como Rey. Era la hora de recoger el guante de su padre y abrir un nuevo capítulo de la historia de España.

Y don Felipe no ha defraudado. 25 minutos cargados de sentimientos y emociones que se han visto reflejados en las palabras trabadas de Don Felipe. Un discurso de manual, impoluto de principio a fin, tanto en el fondo como en la forma, en el que han tenido cabida todo y todos. Homenaje a un padre intachable en sus deberes con la Corona; un padre forjador de una España democrática y constitucional, que supo desmontar una dictadura y dar una vuelta de tuerca a una España sin vencedores ni vencidos. Un rey con su reina, Doña Sofía, siempre fiel y leal, al servicio de los españoles, pero ante todo una madre en la que Don Felipe seguirá buscando su refugio, apoyo y cariño –como cualquier hijo-.

Juntos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, han forjado “esos valores de libertad, de responsabilidad, de solidaridad y tolerancia” de este nuevo rey que deberá poner todo su trabajo y esfuerzo en sosegar pasiones y templar iras y tensiones. Consciente del legado recibido, Felipe VI aboga por una España democrática y unida, que no uniforme, en la que convivan todos los sentimientos y las sensibilidades, “todas las formas de sentirse español”. Muchos han sido los sustantivos esperanzadores que el Rey ha puesto de manifiesto: civismo, tolerancia, honestidad, rigor, sinceridad, amistad, hermandad, fraternidad, respeto, lealtad, integridad… Todos y cada uno de ellos no hacen sino reafirmar su compromiso con España y con su Monarquía parlamentaria. Una España renovada, acorde con los tiempos, nacida bajo el signo del cambio, de la transformación, de la tecnología, la ciencia y la investigación. Una renovación que también hemos podido ver estos días en gestos, miradas, forma de vestir… En definitiva, en el comportamiento de los actuales reyes, lejos de las normas protocolarias establecidas hasta ahora.

Como todos los niños, Don Felipe se ha hecho mayor y en todo este tiempo ha calado hondo y ha sabido ganarse el respeto de todos los ciudadanos. A partir de ahora, será nuestro árbitro y juez, motor dentro de España y embajador fuera. Públicamente, pongo de manifiesto mi confianza en la Casa Real, en nuestra Monarquía, representada ahora bajo las figuras del rey Don Felipe y de la reina Doña Letizia, a quienes declaro mi más sincero respeto y admiración.

Imagen| 20minutos.com

Esta entrada fue publicada en Discursos, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El niño se ha hecho mayor

  1. Pingback: El niño se ha hecho mayor | PROTOCOL BLOGGERS POINT

  2. Johng822 dijo:

    Hello my family member! I want to say that this article is amazing, great written and come with almost all significant infos. Id like to peer extra posts like this . fdedaefebddk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s